ANCLADO EN EL CORAZÓN DE LA VIRGEN DEL VALLE

Su presencia es eco profundo en la iniciación de todos nuestros júbilos en el espacio de la gracia protectora y ocupa el lugar preponderante en la cúspide inenarrable de nuestro corazón, como alegría íntegra, justa y propia que produce sentirnos hijos de ella, que solo los ojos afiliados en su piadoso amor saben concebir. Es una energía espiritual manumisora, transmitida desde su indescriptible sonrisa, desde su redentora y serena mirada, como una refulgente aureola de gloria capaz de tocar la fibra más dócil de nuestra alma y que aceptamos con convicción profunda y resguardamos como palabras acopladas que se van encajando de manera sutil en nuestro sentimiento de religiosidad devocional, que solo se puede comprender con la apreciación y la estimación de su presencia.

Gracias Madre, en nuestra lasitud como humanos, nos postramos ante ti con nuestros maternales deseos, para confundirnos en un solo sentimiento al encontrarnos frente a frente, yo desde la súplica y tu desde el agraciar, porque eres toda la conciencia en que se funda mi esperanza, gracias Madre, por la alegría que inflamas en mi corazón, por el pulcro sentimiento que exaltas en mi alma, por la bondad que derramas en mí, guía sempiterna en los caminos de mi vida.

Cada ocho de septiembre es como una renovación de la razón de sentirnos hijos tuyos, es acurrucarnos cabrestante ante tu imagen Virgen del Valle y madre nuestra, buscando tu aprobación, tu consejo, tu fuerza excelsa que toca nuestro espíritu como el signo excepcional y celestial que eres, y regresamos contentos: qué le puede negar una madre a su hijo? Consustanciado con la fe profunda que brota de mi autentico e inalienable sentir y desde mi infalibilidad amorosa que siento por ti y que me escolta y custodia en mis inicios y mis finales, en mis gozos y mis tristezas, doy testimonio de que soy privilegiado por sentirme abrigado y anclado en tu corazón Madre Virgen del Valle.

(Verni Salazar 11 IX 2022)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *